Inicio / Artículos / Discurso clausura

Discurso clausura

San Juan de Pasto, Marzo 6 de 2004

Apreciadas Niñas, Niños, Señoritas y Jóvenes:

Les pido el favor de que me permitan contarles algo: Cuando estudiaba  primaria en el Colegio Champagnat, por cierto hace bastante tiempo, mi Padre Alberto Quijano Guerrero me exigía mucho y diariamente me tomaba las lecciones casi “al pie de la letra”. Esto constituía para mí una “tremenda carga”; pero como no tenía escapatoria alguna tuve que acostumbrarme a ese ritmo intenso. Casi ya estaba acostumbrado a todo, menos a la actitud que tenía mi Padre en ciertas ocasiones cuando le recitaba de memoria las lecciones de Historia Patria y de Historia Sagrada: Notaba que algo escrito en los textos escolares le mortificaba. Por ejemplo, cierto día cuando me tomaba la lección de la Guerra de los Mil días, mi Padre, se levantó algo irritado y exclamó: “…Nó..definitivamente no entiendo por qué esos curitas siguen enseñando la Historia de esta forma.!  Así no ocurrieron realmente los hechos!”. Acto seguido  trató de hacerme entender lo que realmente sucedió, pero internamente no estaba de acuerdo con mi Padre. Pensaba que el Libro era muy bueno, muy lujoso y bonito y no podía contener falsedades. Este episodio se repitió en  varias ocasiones y con distintos temas. En definitiva y gracias a mi Padre me encontraba en un gran dilema: Hacerle caso y rajarme en la materia, o recitar fielmente ante el profesor el texto del libro para obtener excelente calificación y ser infiel a las enseñanzas de mi Padre…En mi niñez, nunca saqué malas notas. Ya pueden darse cuenta cual opción escogí.  Pero pasó el tiempo y en los últimos años del bachillerato empecé a comprender que realmente mi Padre tenía razón. Fue un tiempo importante que perdí.

Algo parecido puede haberles sucedido a muchos de los jóvenes que aquí están presentes. Tengo casi la seguridad de que en el Colegio algunos de sus Profesores les pueden haber dicho que lo que se estudia en Semilleros no tiene sentido, que no se debe dedicar tanto tiempo al estudio de los conceptos científicos y perder el tiempo en ciertos temas y que es mucho más importante aprender las técnicas para resolver problemas matemáticos, físicos y químicos y salir bien librados en los exámenes de Estado. Eso lógicamente debe haber colocado a muchos de Ustedes en un dilema: Atender lo que se dice en Semilleros y ponerse en problemas con algunos Profesores del Colegio o seguir por el camino más facil  y recitar de memoria lo que se enseña en determinado curso y en determinado colegio.

Con el tiempo Ustedes verificarán quién tuvo razón.

Apreciados estudiantes, hoy concluyen el primer nivel en Semilleros y realmente recién están empezando a subir el primer escalón de la infinita escalinata. Por eso, en este instante,. deseo comentarles que el camino de la Ciencia es muy extenso pero se debe recorrer con gran humildad y perseverancia!. Caminar por el sendero de la Ciencia es palpar día tra día la belleza del Universo. Es empezar a comprender que todos los átomos de nuestro cuerpo están estrechamente ligados con las lejanas galaxias. La persona que les habla, un simple aficionado a la Ciencia, no puede en este momento y tan sólo con palabras ,expresarles la inmensa alegría que se siente cuando se encuentra un hermoso diamante en la inmensa playa del conocimiento. Es algo extraordinario!…No existe algo comparable a esa felicidad en la vida del ser humano. Cuando sean investigadores y empiecen a pezcar sirenas y a capturar fuegos mágicos lo experimentarán ciertamente en su alma.

Investigar es mirar ,examinar y estudiar con mucha atención detalles de la Naturaleza que parecen no tener importancia para otros ojos. Descubrir es acercarse a la interpretación del misterioso lenguaje del Cosmos mediante ecuaciones y leyes.

Para algunos de Ustedes, el primer nivel de Semilleros, puede haber sido un poco complicado. Eso no importa….Yo tengo un poco más de medio siglo y hay demasiadas cosas en la Ciencia que no las comprendo. Para otros jóvenes, el primer nivel de Semilleros, puede haber sido muy elemental. Y por tanto los invito a que nos comuniquen con toda sinceridad sus impresiones, para crear otro nivel más avanzado,  adaptarnos a sus necesidades y poder explotar mejor sus capacidades.

Quiero terminar con unas palabras de Richard Feynman, Premio Nobel de Física: “ Me cuentan que cuando yo estaba por nacer mi Padre decía: Si es niño será científico. Cómo lo logró, si jamás me dijo que debería serlo?. El no era un científico, era un comerciante que leía sobre la ciencia, pero la amaba. Personalmente comprobé en las caminatas que hacía con mi Padre en el bosque, que de la observación pueden resultar cosas maravillosas. Aprendí entonces en qué consistía la ciencia. Se necesitaba paciencia. Si se observa, si se pone mucha atención, casi siempre se logran recompensas fabulosas. Como resultado, siendo ya maduro, trabajé con dedicación en algunos problemas, hora a hora, a veces durante años. Hubo muchas equivocaciones, muchas cosas fueron a parar al cesto de la basura, pero de vez en cuando aparecía algo extraordinario. Esto era algo que me había acostumbrado a esperar de las observaciones desde cuando era un niño”

Apreciados Niños: Semilleros es una ventana especial para examinar nuestro Universo con otros ojos, con otro enfoque. Semilleros no tiene los mismos ojos que la Escuela Tradicional. Por eso tenemos la esperanza de que Ustedes puedan mirar las cosas sencillas con la misma complejidad con que mira las cosas el Principito. El mundo de la Ciencia no pertenece a los adultos sino a los Niños y a las personas mayores que tiene corazon de Niño.

Los invitamos para que pronto suban con nosotros un segundo y quizás tercer escalón. El vuelo definitivo luego deben emprenderlo sólos. Esa soledad es el mejor Maestro de la Vida.

Check Also

Dr. SERGIO FAJARDO_Observatorio de Pasto

Visita del Doctor SERGIO FAJARDO VALDERRAMA (Ex-Gobernador de Antioquia) a nuestro Observatorio (Año 2009)

VISITA del Doctor SERGIO FAJARDO VALDERRAMA (Año 2009) Tuvimos la grata visita del mejor Gobernador ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *