Inicio / Artículos / Condecoración del Congreso de la República (2013)
SONY DSC
SONY DSC

Condecoración del Congreso de la República (2013)

Condecoración del Congreso de la República

SAN JUÁN DE PASTO, OCTUBRE 25/2013.

Muchas gracias a todas las personas que hoy me acompañan.

Muchas gracias por haber tenido en cuenta mi humilde nombre para esta importante Condecoración!. Esta distinción me compromete aún más para obtener mejores resultados en el campo investigativo.

Los primeros luceros que vieron mis ojos fueron  los ojos de mi Madre, luceros  llenos de amor, que ahora descansan en los prados de las galaxias.

Unos sueños después, miré las gafas de mi Padre  reflejando  la silueta del Quijote, los paisajes de la Divina Comedia y las aventuras narradas por la pluma  de Julio Verne. Siempre a mi lado estuvo vigilante la mano firme de Alberto Quijano Guerrero que corrigió miles de veces las operaciones aritméticas  y la ortografía frágil de mis pequeños escritos.

Más tarde, siendo adulto, encontré otros hermosos diamantes en las  miradas inocentes  de mis hijas,  que ansiaban descubrir los secretos de la Vida  a través de una lágrima o buscándolos en la cuna repleta de Hadas y Duendes. Miré también los ojos profundos de mi hijo y hallé en ellos la prematura fortaleza que jugaba de vez en cuando con la ternura, y dieron ánimo a mi vida cuando todo parecía estar mal . Esas perlas las llevo incrustadas en el alma y dan calor a mi corazón cuando cae la noche y las estrellas se esconden.

Todo empezó un día, en aquel viejo barrio, rodeado por dos calles largas y estrechas, forradas de piedras,  que tenían por límite un pequeño rio que devoró muchas veces los balones de futbol y las pelotas de trapo, pelotas de beisbol que rompían la monotonía del lugar hasta altas horas de la noche.

La ciencia, la música, el juego y el amor anidaron siempre en los rincones del barrio que el tiempo  ha modificado y ahora no tiene nombre, pero  persiste aún en mi alma con los mismos faroles y la fragancia  de antaño.  A veces retorno a esos lugares y  miro al mismo pirata que guiaba el barco hacia la Isla  de “Nunca Jamás”, y surcaba velozmente el disco blanco inmenso de la  Luna Llena que Peter Pan me regaló durante una noche de insomnio en mi niñez, para que ilumine las noches de la edad adulta y me acompañe en los viajes que luego brotarían como múltiples riachuelos de la fuente inmensa del Cosmos. Pude así conocer los paisajes exóticos de otros lugares y los rascacielos de New York que miré por primera vez a través del viejo View Master que me regaló mi Padre cuando jugar y amar era la misma cosa.

Las primeras nostalgias, las desilusiones profundas….Todas se transformaron en notas de añejas canciones que cobran vida al ritmo del viejo rock  o en las melodías de baladas  que suben por la Torre Eiffel y descansaban luego en los paisajes nevados de Rusia que tienen sabor a danza kasachok.

Y la Ciencia apareció de repente, también en la niñez, cuando el tiempo era amplio para poder soñar y jugar. Y la Ciencia se transformó en juego y luego en pasión: mi cuarto se convirtió en  laboratorio y los transformadores, motores, bobinas, condensadores, transistores y medidores de todo tipo se adueñaron del lugar. Más allá, ecuaciones esparcidas en arrugadas hojas de papel empezaron también a vivir. Me interesaba trabajar con micro-organismos sometidos a campos magnéticos, calcular el perímetro  de la elipse,  diseñar cohetes que se escondieran detrás de las nubes, construir transmisores y amplificadores de sonido de gran sensibilidad, diseñar osciladores que reprodujeran  sonidos similares a los de las cuerdas de una guitarra, calcular la transmisión de calor a través de cualquier medio y por qué no, convertir el televisor de la casa en un osciloscopio para examinar las ondas y escudriñar sus secretos a pesar de los regaños de mi Padre que veía en ese proyecto el fin del viejo televisor. Empecé a leer la Teoría de la Relatividad del gran Einstein, pero estaba muy lejos para entender todavía su lenguaje. Cuando hice estos proyectos no había llegado todavía a la Universidad y los conocimientos los hice en forma autodidacta. Cualquier revista técnica o libro de ciencia amanecían también en la mesa de noche. Recién estaba aprendiendo el álgebra, la geometría, la física y la química en el bachillerato. Y las ecuaciones me parecían muy complejas hasta que un accidente cambió mi vida y mis capacidades en las matemáticas y en la física se mejoraron notablemente.

Llegó el milagro!. Es el año de 1969. El hombre estaba viajando a la Luna. Era maravilloso escuchar por radio o ver en la televisión en blanco y negro los lanzamientos de los cohetes y la llegada de los astronautas a la Vieja Luna. Me imaginé muchas veces caminando por los lugares sacros de Cabo Cañaveral, en medio de científicos, astronautas y gigantescos cohetes…Pero faltaba aún cerca de cuarenta años para llegar a esos paisajes. br /> Me gradué en Física y Matemáticas en la Universidad de Nariño y pude entender mejor todo lo que hice en mi adolescencia. Quise estudiar Electrónica en una Universidad pero afortunadamente el destino me forjó otro camino. Pronto tuve la oportunidad de trabajar en dos Colegios de Pasto, que marcaron positivamente mi vida: El Colegio Nocturno Libertad y el Colegio de La Enseñanza. Esto cambio completamente mi vida porque encontré otro campo de acción en el que nunca había pensado.

En el Colegio Nocturno Libertad me hice amigo, confidente y orientador de los estudiantes y  una de las  alumnas se convirtió en mi esposa. Al año siguiente fui profesor del colegio La Enseñanza de Pasto y allí viví las mejores experiencias docentes de mi vida. Encontré las mejores amigas de mi vida. El tiempo se ha congelado, mis alumnas simplemente descienden de las fotos de los mosaicos colegiales  y hablan conmigo en el lenguaje de las rosas.

En el Colegio de La Enseñanza tuve la libertad completa para inquietar el espíritu de mis alumnas por el campo de la Ciencia. Devoramos todos los capítulos de COSMOS y nos deleitamos con la Ciencia, la Poesía y Filosofía que Carl Sagan exponía magistralmente. Pero no pensé ni por equivocación en esos tiempos que un día llegaría a conocer el gigantesco Radiotelescopio de Arecibo-Puerto Rico y los Observatorios famosos de Monte Palomar y de Monte Wilson, laboratorios que aparecían constantemente en los relatos de COSMOS.

Al poco tiempo ingresé a la Universidad de Nariño como docente de Física por gentileza del Dr. Enrique Caicedo quien fue mi Profesor en Electrotecnia y  Electromagnetismo. Luego llegué a ser profesor de tiempo completo en 1983. Realicé varios trabajos de docencia e instrumentación electrónica, pero el Volcán Galeras y el Universo me llamaron pronto:
Febrero de 1989: Reactivación del Volcán Galeras

Trabajé en Ingeominas por comisión de la Universidad. Fue una época maravillosa.!! Quise realizar muchas cosas!: Era la época de la propuesta de la medición de temperatura de la incandescencia del cráter empleando la radiación del cuerpo negro; era  la época en que diseñé los multiplexadores de bajo costo; era el tiempo en el que intentamos con el norteamericano Andy Luckard la medición de la velocidad de los gases emanados en el cráter empleando un método similar al usado en  el Monte Santa Helena. En esos años diseñé el marcador temporal sincronizado por satélite y construí el Tablero Sismológico .  También diseñamos con Andy  la estación telemétrica que denominamos la “Voz del Galeras” y pretendimos escuchar las explosiones del volcán. Desafortunadamente el sistema electrónico murió muy rápido bajo la acción devastadora del dióxido de azufre.

Mucho tiempo después, NASA instaló en el planeta Marte un sistema  parecido y que está enviando aún los sonidos de la actividad de los vientos en otro planeta. La tecnología empleada es de alta sofisticación, pero la filosofía del proyecto que se emplea en Marte es similar a la propuesta durante la reactivación del Galeras.

Llega otra época:  En 1995 gané una beca para estudiar el Máster en Física Pura en la Universidad de Puerto Rico. Fue una experiencia fascinante viajar a Puerto Rico, porque me gusta mucho la salsa, el béisbol, la astronomía y las costumbres de la Isla del Encanto.

Durante la estadía, tuve la oportunidad de visitar muchas veces el Observatorio con el mayor radiotelescopio del mundo. Carl Sagan estuvo allí en varias ocasiones y el sólo pensarlo me animó para trabajar en la astronomía y en la física con gran energía y tenacidad!  Como resultado de mis investigaciones empecé a publicar fotografías y datos del cometa Hale-Bopp en los portales de NASA y del Laboratorio de Propulsión a Chorro – JPL…

LANZAMIENTO DEL ENDEAVOUR-MISION STS-130 (Febrero 8/2010)

Son las cuatro de la mañana en mi reloj. Mi corazón late fuertemente, como en las primeras emociones del amor… El contador empieza su carrera regresiva al anhelado cero. Los recuerdos de infancia… los sueños… por fin hechos realidad… Estoy a pocos kilómetros de la máquina más poderosa, a muchos kilómetros de mi ciudad y a pocos latidos del corazón del sueño más bello… Falta muy poco… El himno de Estados Unidos es interpretado por una voz femenina fuerte y repleta de armonía…… Mis ojos se llenan de lágrimas… Toda la armonía converge en Kennedy pace Center: el himno… las luces…la mirada del público en un solo destino. Se apagan algunas las luces… 10, 9, 8… ¡No puede ser! Estamos en el conteo final… 7, 6, 5… Nuestros corazones laten… el tiempo se hace inmensamente largo… no sé si filmar el momento, tomar fotografías o simplemente mirar… ¡4, 3, 2, 1, 0 IGNITION!… ¡ESPECTACULAR!… lo que sigue ¡solo un poeta lo puede describir! No hay palabras para describir la emoción… Mi alma ha recobrado la ternura perdida en algunas ocasiones… El tiempo ahora corre rápidamente…quisiera con el atrapa sueños que me regaló una de mis hijas, capturar para siempre los instantes vividos.

Y….El resto de la historia.. está escrito en las revistas, en los libros y en los informes minuciosos de los Periodistas..Hemos trabajado bastante en el Observatorio Astronómico de Pasto y la primera cosecha ha llegado….No hay tiempo para tomar un descanso, el trabajo sigue y los sueños continúan….

La otra noche me encontré en un sueño con  Mark Twain y “tuvimos entonces el cielo allá arriba, todo tachonado de estrellas, y nos tumbarnos en el suelo para mirar hacia arriba y discutir si las hicieron o si acontecieron sin más” o para meditar detenidamente si estamos solos u otros seres de las estrellas se hacen las mismas preguntas.

Recientemente encontré al Principito. Estábamos investigando el eclipse producido por la luna de 800 metros que gira alrededor del  Asteroide “1998 QE2” de  kilómetro y medio de diámetro.  El Principito estaba regando agua a una de sus rosas en la superficie de su asteroide que tiene días cortos y las noches se desvanecen también rápidamente. El Principito miro al cielo, se concentró en la luna llena que iluminaba a su asteroide, me miro fijamente y con voz seria me dijo: “Cuando mires al cielo por la noche, como yo habitaré en una de ellas, como yo reiré en una de ellas, será para ti, como si rieran todas las estrellas. Tú tendrás estrellas que saben sonreír!”

Espero volver a encontrar nuevamente al Principito  caminando en la superficie de otro veloz Asteroide y espero poder identificar en sus dibujos al elefante que fue devorado por una boa!

 

Alberto Quijano Vodniza
San Juan de Pasto, Octubre 25/2013

 

2 Comentarios

  1. la nota que publicaste me fue demasiado util, voy a aprovecharla y mandarsela a un amigo por fb que estaba buscando lo mismo, muchas gracias por compàrtir la data 😀

  2. Buen artículo incluso con el tiempo que ha pasado! genial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *